top of page

Apoptosis Inducido por Cannabis


¡Muere, Cancer, Muere!

Cada célula vive y cada célula muere. A excepción de las células cancerosas. Las células cancerosas tóxicas pierden su capacidad natural de autodestruirse, también conocida como apoptosis. La apoptosis es algo bueno. Es la forma en que el cuerpo limpia la casa, elimina las células y abre paso a nuevas células. Fuera con lo viejo y adentro con lo nuevo.

Las células cancerosas siguen creciendo y creciendo y pueden moverse a otras partes del cuerpo (metástasis). El cáncer es un invasor despiadado del cuerpo. Las células cancerosas pueden crecer en tumores. Como todas las células, las células cancerosas necesitan los nutrientes que obtienen de la sangre. Pero, las despiadadas células cancerosas hacen sus propios vasos sanguíneos para asegurarse de que reciben los nutrientes para seguir creciendo y creciendo hasta que el huésped muera, generalmente por desnutrición y hambre.

Realmente no tiene sentido. El cáncer invade el cuerpo y hace lo que puede para volverse grande y malo con el resultado final de matar a su invasor y, por lo tanto, matarse a sí mismo. Es tóxico.

Es conocido en el mundo de la investigación médica que en los laboratorios donde los médicos cultivan células cancerosas en placas de Petri usando animales experimentales con cáncer, y las células y los animales están expuestos a THC, CBD y otros cannabinoides, las células cancerosas mueren SIN matar a células sanas.

Países como Israel, Australia, España, Japón e Italia han estado investigando el uso del cannabis y sus efectos en el cáncer durante años. El gobierno de los Estados Unidos se ha quedado atrás en la financiación de cualquier investigación de este tipo. La DEA ha permitido que el cannabis solo se cultive en la Universidad de Mississippi y se utilice para una investigación mínima. Pero, esto va a cambiar este año.

En 2019, los Estados Unidos aflojará las restricciones en la investigación de Cannabis y la DEA aumentará la cantidad de cannabis cultivada en los Estados Unidos para la investigación médica de 1.000 libras a 5.400 libras. Se espera que surjan nuevos lugares de cultivo de cannabis además de la Universidad de Mississippi.

España

La Dra. Christina Sanchez y su equipo de investigación en Madrid, España, han estado estudiando los efectos del cannabis y sus efectos antitumorales durante los últimos 10 años. Descubrieron que el THC tenía la capacidad de “activar” la apoptosis en las células cancerosas. También, descubrió que el THC en cannabis se dirige directamente a las células cancerosas, pero deja las células sanas en paz.

Una de las ventajas de los medicamentos basados ​​en cannabinoides sería que se dirigen específicamente a las células tumorales,” dice Dra. Sanchez. “No tienen ningún efecto tóxico en las células normales no tumorales. Esta es una ventaja con respecto a la quimioterapia estándar, que se dirige básicamente a todo.”

Australia

En Australia, Olivia Newton-John, la cantante y actriz que lucha contra el cáncer ella misma, abrió el Centro de Investigación y Bienestar del Cáncer Olivia Newton-John en Victoria, Australia. Allí, más de 200 ensayos clínicos están en progreso y algunos están estudiando el uso de cannabis y el cáncer.

Japón

Un estudio de 2012 en Japón utilizó CBDA y descubrió que impidió que las células del cáncer de mama se movieran a otras partes del cuerpo.

Italy

Un estudio realizado en Italia en 2013 descubrió que el CBD puede provocar la muerte de las células cancerosas de la próstata.

EEUU

Muy recientemente, los científicos informaron que el THC y otros cannabinoides como el CBD retrasan el crecimiento y / o causan la muerte en ciertos tipos de células cancerosas que crecen en las placas de laboratorio. Algunos estudios en animales también sugieren que ciertos cannabinoides pueden retardar el crecimiento y reducir la propagación de algunas formas de cáncer. Se han realizado algunos ensayos clínicos tempranos de cannabinoides para tratar el cáncer en humanos y se planean más estudios. Si bien los estudios realizados hasta ahora han demostrado que los cannabinoides pueden ser seguros para tratar el cáncer, no muestran que ayuden a controlar o curar la enfermedad. La American Cancer Society apoya la necesidad de una mayor investigación científica sobre los cannabinoides para pacientes con cáncer y reconoce la necesidad de terapias mejores y más efectivas que puedan superar los efectos secundarios a menudo debilitantes del cáncer y su tratamiento. La Sociedad también cree que la clasificación de la marihuana como sustancia controlada en la Lista I por la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) impone numerosas condiciones a los investigadores y disuade el estudio científico de los cannabinoides. Los funcionarios federales deben examinar opciones coherentes con la ley federal para permitir un estudio más científico sobre la marihuana. Traducido de la página web de la American Cancer Society
Kimberly Landino

Dr. Kimberly Landino has been practicing Naturopathic Medicine in Arizona since 2001. She certifies patients for their MMJ card at All Greens Clinic in Sun City, AZ. Click here for more from Kimberly Landino.


0 comments

Related Posts

See All

コメント


Subscribe to get exclusive updates

Thanks for subscribing!

bottom of page